Descripción de la imagen
Descripción de la imagen

Todos tenemos una fotografía favorita de cuando éramos pequeños. En ella estamos pasándolo bien en el parque, o vistiéndonos con las ropas de mamá, o soplando las velas de nuestro cumpleaños. Siendo ya mayores, cuando vemos de nuevo esa fotografía somos transportados a ese momento, no importa el tiempo que haya pasado. Recordamos la comida especial que nos preparaba nuestra madre cuando estábamos enfermos, cómo nos hacía reír nuestro padre, o nuestro juguete favorito, del que nunca nos separábamos.


Cuando fotografiamos niños, queremos retratarlos con su auténtico carácter y en su momento más expresivo, ya sea para un reportaje de comunión o en una divertida sesión familiar. Se trata de capturar un instante fugaz en su niñez, que pasará demasiado pronto. Esas fotografías no son sólo para los padres, también son un recuerdo precioso para ellos. En algún momento del futuro verán esos maravillosos retratos y pensarán en toda la diversión y sensaciones vividos ese día. De hecho, se trata de hacer retratos que enamoren a vuestros hijos tanto como a vosotros mismos.


Realizamos sesiones en estudio o en la localización que prefieras, incluyendo tu propia casa, pudiendo decorarla para la ocasión. Precios a partir de 350€.

Descripción de la imagen
Descripción de la imagen